ExposicionesCanal RSS

Fábrica de recuerdos – Memoria de la industria en Canarias

4 febrero 2019 | Exposiciones

Una exposición que destaca elementos singulares del patrimonio industrial del Archipiélago. Inauguración 15 de febrero 20.30h. Hasta el 6 de abril 2019. Entrada libre.

Fábrica de recuerdos – Memoria de la industria en Canarias

Dentro de los conjuntos patrimoniales emergentes más novedosos se encuentra el derivado de los procesos de manufacturación: el patrimonio industrial. Es el benjamín de todos los patrimonios porque comprende un conjunto de instalaciones, máquinas y piezas que han sido utilizadas hasta fechas relativamente recientes. En cierto modo, éste es uno de los motivos que explicaría el hecho de que la mayor parte de la población no lo considere digno de ser recuperado y valorado al estar alejado del concepto tradicional patrimonial. En la actualidad, el término patrimonio industrial está totalmente admitido y reconocido. Lo componen los restos de la cultura industrial que poseen un valor histórico, tecnológico, social, arquitectónico o científico, y está integrado por bienes materiales muebles (máquinas, motores, herramientas, utillajes y artilugios empleados en los procesos de producción) e inmuebles (fábricas, talleres, infraestructuras hidráulicas, etc.) Desde el punto de vista cronológico, lo conforman los vestigios industriales heredados del periodo comprendido entre finales del siglo XVIII hasta el desarrollo de la automatización, en la segunda mitad del siglo XX.

Las infraestructuras, edificios e instalaciones fabriles, especialmente cuando ha cesado su actividad, son considerados una rémora del pasado y un lastre en el desarrollo urbanístico. De este modo, las grandes y, a veces, toscas instalaciones industriales en desuso son demolidas y reemplazadas por nuevas estructuras, puesto que no existe aún la conciencia generalizada de que ellas son el ejemplo vivo de un pasado histórico no tan lejano en el tiempo. Constituyen una muestra clara del valor cultural y social de los procesos productivos que marcaron toda una época en cada lugar, un capítulo en la historia económica, social y cultural. Por lo que se refiere al patrimonio mueble, constituye uno de los conjuntos patrimoniales más destruidos o más susceptibles de serlo debido a múltiples factores. En primer lugar, la falta de una adecuada valoración que facilita su abandono y dificulta su comprensión. Otro factor determinante es la pérdida de la funcionalidad y uso de estas maquinarias por el constante avance y renovación tecnológica o por la necesaria reconversión derivada de la productividad, lo que origina un número de bienes obsoletos, a los que hay que ofrecer nuevos usos alternativos si se quieren conservar. Ese lógico avance en los sistemas de producción industrial repercute negativamente en ambos tipos de bienes: muebles e inmuebles. El cese de la actividad productiva genera el abandono y consecuente deterioro de instalaciones que, al estar ubicadas frecuentemente en espacios urbanos altamente cotizados para la especulación inmobiliaria, son demolidas sin remedio.

Hecho relevante ha sido, sin duda, la inclusión del patrimonio industrial como figura nueva de protección del patrimonio cultural de Canarias, dentro de la modificación parcial de la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias del año 1999. En este último caso, resultan merecedores de protección los vestigios industriales existentes en Canarias de los siglos XIX y XX. Esto último supone un indudable paso adelante en las políticas de valoración del patrimonio industrial como parte integrante del patrimonio histórico de Canarias.

Esta exposición, estructurada en cinco áreas: Entre aromas y sabores; Talleres arrinconados, oficios olvidados; De buena tinta; Silencio, cámara y ¡Acción!; y Hágase la luz, nace con el objetivo de hacer visibles los elementos singulares del patrimonio cultural de la industrialización en Canarias. Plantea la divulgación de una parte desconocida e infravalorada de nuestro patrimonio histórico, el patrimonio industrial. Las antiguas y obsoletas maquinarias, herramientas y artilugios mecánicos, se convertirán en piezas museables, testimonios del mundo del trabajo, de la actividad económica y técnica de un pasado no tan lejano en el tiempo.

La exposición se complementa con la participación de las artistas Luna Beongoechea y Pared Libre (Esther Azpeitia y Mercedes Gómez), que presentan personales y actuales miradas sobre diferentes aspectos del Patrimonio Industrial bajo el prisma de la creación contemporánea. Las dos piezas de Bengoechea, Grinder Machine y Corn Seller, hacen alusión al proceso de transformación de los recursos de la naturaleza gracias al desarrollo tecnológico de principios de siglo. Con el desarrollo tecnológico de finales del siglo XVIII y durante el siglo XIX (la revolución industrial) la transformación de la naturaleza alcanza límites insospechados, desde el fruto a la elaboración del producto final procesado. Este modo de producción capitalista, consigue obtener mayor beneficio a partir de las materias primas y ha afectado notablemente nuestra alimentación cotidiana. Por su parte, la obra de Pared Libre (Azpeitia y Gómez), El arte de pasear, propone mediante el apropiacionismo diferentes formas de relacionarse con el territorio y vincularse al paisaje, estableciendo nuevas lecturas y reflexiones estéticas gracias al empleo de materiales procedentes de la carpintería tradicional.

Además, en el apartado audiovisual, la exposición presenta algunos de los bienes inmuebles más destacados del Patrimonio Industrial de las Islas, así como películas procedentes del Archivo de Filmoteca Canaria sobre diferentes aspectos de la arqueología industrial.

Ciento setenta años después de la primera muestra sobre industrias en Las Palmas de Gran Canaria, la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, ofrece una exposición que engloba los elementos más representativos del patrimonio industrial (mueble e inmueble) del Archipiélago. De esta manera, se dan a conocer las especificidades de las islas, los símbolos de identidad de cada sociedad, rindiendo al mismo tiempo un sentido homenaje a los industriales y empresarios que sentaron las bases sobre las que se ha construido buena parte de nuestra realidad presente.

Particulares y entidades que han cedido fondos para esta realizar esta exposición

Listado de prestadores (21 KB)

 

Actividades relacionadas:

  • Inauguración Infantil: 22 de febrero de 2019, a las 18:00 h.
  • Otra Mirada: 13 de marzo, a las 19:00 h. – A cargo de Amara Florido Castro
  • GuiArte: 21 de marzo, a las 19:00 h.
  • Arte en Familia: 4 de abril, a las 18:00 h.
  • 14 de marzo — Presentación del libro Patrimonio Histórico Industrial de Fuerteventura, de Amara Florido Castro, editado por la Dirección General de Patrimonio Cultural, Consejería de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias.

Todas las actividades son gratuitas.



 

Fábrica de recuerdos.
Memoria de la industria en Canarias

Fechas
Del 15 de febrero al 6 de abril 2019
Inauguración: Viernes 15 de febrero, a las 20:30 horas

Entrada gratuita

Visitas guiadas y talleres gratuitos para centros educativos y colectivos sociales.
Contactar con el DEAC para reservar plaza, grupos limitados.

Centro de Arte La Regenta
c/ León y Castillo, 427
35007 Las Palmas de Gran Canaria
Islas Canarias – España

Horario de sala
Martes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas /
sábados de 10:00 a 14:00 horas / domingos, lunes y festivos cerrado

Centro de Arte La Regenta
Gobierno de Canarias

Gobierno de Canarias

Coméntalo

Valora: Sín interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible

© 2019 Centro de Arte La Regenta|Aviso legal|Sugerencias y reclamaciones| Iniciar sesión